El cultivo de Lycium barbarum

Lycium barbarum (Bayas Goji) es una especie de planta de flores perteneciente a la familia Solanaceae, macrofanerófito caducifolio originario de China, pero introducido y ampliamente naturalizado en Europa.Las bayas del Goji se obtienen de un arbusto de seto o matorral, de ramas espinosas y hojas alargadas y gruesas, con flores de color rosado o violeta de cáliz acampanado (son unas plantas muy bonitas en su época de esplendor). Las bayas del Goji son ovaladas, ligeramente más grandes que un arándano y de color rojo o anaranjado. Se trata de plantas perennes y resistentes) el arbusto de las bayas Goji soporta muy bien las bajas temperaturas, hasta -25ºC, pero necesitan mucho sol. Es importante utilizar tierras libres de sustancias químicas y mantenerlas alejadas de fuentes de contaminación y polvo, si es posible. La mejor época para plantarlas es después de la última helada del año y a no más de medio centímetro de profundidad. Es conveniente mantener la tierra húmeda hasta que germinen y entonces bajar bastante el riego, permitiendo al suelo secarse antes de volver a regar. Es muy importante, tanto en exterior como en interior, que las plantas tengan buen drenaje y contengan mucha materia orgánica. Se recomienda no utilizar fertilizantes químicos para cultivar las bayas goji. En cuanto al riego, una vez que la planta va desarrollándose, es conveniente dejar que la tierra se seque antes de volver a regar pero sin saturar la tierra con agua. A ser posible, las regaremos desde abajo y, en cualquier caso, sin mojar las hojas. Las plantas de la bayas del Goji necesitan, al menos, 8 horas de luz de sol directa para desarrollarse plenamente. Si plantamos en interior y las sacamos al sol, hemos de tener la precaución de hacerlo progresivamente, comenzando con unas pocas horas antes de plantarlas en el exterior definitivamente o sacarlas durante todo el día en los periodos más soleados.

Datos obtenidos de diferentes fuentes, y de las experiencias de cultivo realizadas en nuestro vivero